Caracterizada por su mano derecha veloz. Road Ramos lleva la fusión del ska con melodías dulces, letras duras y una voz característica. Nacida en Murcia emprende su actividad a los 17 años, tocando en distintas bandas mientras compone sus temas. A lo largo de estos años ha conseguido estar incluida en muchos certámenes de cantautores, llegando a la semifinal, final e incluso ganando varias veces. En su aventura llegó a Madrid, donde como productora musical creó los primeros discos de Muerdo “Flores entre el acero” y ElKanka “Lo mal que estoy” los cuáles siguen cosechando éxitos. Tras su paso por Madrid volvió a su tierra donde comienza su auténtica carrera. Se lanza a la autoproducción de su primer disco de estudio “El desmontaje del productor”, a la par de otros proyectos como “Juglaría Urbana” de Pepa Robles y “El viaje de la luz” de Amarela. Esta polifacética artista en pleno auge promete mucho de lo que hablar en el ámbito de la música española del momento.

Neurótica, irónica, escatológica, mordaz, punzante, jodida y maravillosamente incorrecta. Genial. Rocío Ramos -Road Ramos- vive cerrada por derribo, se flagela mirando al revés y escupe un corazón -pegajoso y caliente- en cada canción de su repertorio el cuál muestra en los conciertos que realiza por toda la geografía nacional.

Huye del tópico al uso y de los clichés como de la peste -siempre lo hizo-. Pone su cráneo, sus reglas, al servicio del talento que le emana directamente de las entrañas y, mientras le suenan las tripas, da rienda suelta a versos con lengua que saben deliciosamente agridulces.

Su música, bajo un excepcional manejo de la guitarra y una voz potente, robusta y llena de matices, junto a su carácter y personalidad, hacen de ella una artista diferente, alejada de cualquier estándar mundano y de la medianía. Es vehemente encima del escenario, visceral, desgarradora, hipnótica, a la vez que natural, sentida e intensa.

Si la música es cuestión de actitud, Rocío Ramos es la muestra más palpable de la existencia innata y superlativa del talento.